Despulpando el café

La calidad es importante

En los procesos, tanto de producción como de procesamiento, nuestra finca y beneficio cumplen con las características óptimas para un café de alta calidad en la región de Tarrazú. En cuanto a nuestra finca, es un café con sombra de plantas de banano y árboles de poró, con la aplicación de fertilizantes según las necesidades de la tierra y un manejo de malezas sostenible con el ambiente. Cuidamos de manera especial cada una de nuestras fincas para obtener resultados especiales en taza. Sabemos que es un proceso donde cada operación interviene en taza por lo que cuidamos cada detalle.

En cuanto al procesamiento donde se despulpa y se clasifica nuestro café, lo hacemos con estrictas normas de calidad y limpieza, con el fin de que no exista ningún tipo de contaminación entre cada uno de nuestros lotes. Así como una trazabilidad específica para cada uno de nuestros lotes, donde se puede conocer cada detalle de nuestro proceso.

Daniela con las plantas

Plantas arábicas

Producimos nuestro café entre los 1500-1900 msnm, donde la mayor parte de nuestras variedades de café son Caturra y Catuaí, por su buen comportamiento ante enfermedades, su buena producción, y su comportamiento en taza son excelentes, ambas son Arábicas. También producimos variedades como Mokka y Geisha, con menor producción, pero con sabores intensos en taza.

 
 

Para aprender más sobre las variedades de café arábica

 
 
La camas africanas

Secado al sol

Utilizamos tres tipos de procesos de secado para nuestros cafés: miel, lavado, y natural. Cada uno tiene características únicas que los definen de manera diferente. El proceso miel toma aproximadamente 15 días, el lavado entre 8 y 10 días, y el proceso natural, que es el más lento, requiere por lo menos un mes para estar seco.

La cosecha

Prácticas agrícolas

Nosotros somos un beneficio miembro de la NAMA CAFÉ (Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas) de Costa Rica, donde el objetivo principal es producir y procesar café sostenible, con emisiones de carbono bajas. El proyecto apunta a reducir la huella de carbono generada por la producción de café.

Nuestro café de la cosecha 2016-2017 tiene una huella de 0,97 toneladas de CO2 por kg de café en verde procesado. Básicamente, nuestra huella de carbono es baja. Estamos orgullosos de esto y continuamos manteniendo un enfoque ecológico.

Las acciones principales que hemos realizado son:
1. Reducción del uso de fertilizantes.
2. Uso de la menor cantidad de agua y energía en nuestros procesos.
3. Plantación de árboles que promueven el incremento de la biodiversidad y la fijación de carbono.
4. Determinar y reducir nuestra huella de carbono.